Ultima actualización: 20 febrero 2013

Contratos BDSM. Dos ejemplos más.

Sigo con el tema de los contratos de sumisión o esclavitud como expresión de fantasías o como pura literatura BDSM, subiendo al BdeWM dos nuevos contratos BDSM de autor desconocido, encontrados por la red. Nuevamente, uno es largo y el otro corto.
 
Estos contratos de sumisión o esclavitud sirven como ejemplos de literatura BDSM, aunque discretos. En cambio, son buenos ejemplos, particularmente los largos, de un uso equívoco de una de las palabras clave dentro del BDSM: consenso. Aunque en ellos se digan cosas como “acepto la servidumbre de la esclavitud y consiento esta servidumbre, obligándome a mi misma a entregarme al Amo, quien de ahora en adelante será mi Propietario” esto no es consenso ni nada que se le parezca.
 
Así pues, a partir de estos contratos, se plantea un tema de debate francamente interesante. ¿Puede el consenso fijarse por escrito, de una vez y para siempre? Yo creo que no, que el consenso ha de renovarse y actualizarse en cada acto y cada momento de una relación BDSM. Pero el debate está abierto.

WhipMaster

Bdewm contrato bdsm


CONTRATO DE SUMISIÓN (ejemplo 3)

Yo (nombre), sumisa, en plena posesión de mi persona, consiento y manifiesto que deseo y pretendo entregarme totalmente a mi Amo (nombre).
 
Por mi parte, yo (nombre), el Amo, consiento y manifiesto que deseo y pretendo tomar posesión de la sumisa (nombre)

Mediante este contrato de sumisión, se acuerda que la sumisa cede todos los derechos sobre su persona, y que el Amo toma completa posesión de la sumisa como propiedad, reclamando para si mismo su vida, su futuro, su corazón y su mente.

1. Deberes de la sumisa

(a) La sumisa acepta obedecer y someterse completamente al Amo. Sin límites de lugar, tiempo o situación, excepto cuando se aplique el veto de la sumisa (sección 2.1).

(b) La sumisa también acepta, una vez firmado el presente Contrato de sumisión, que su cuerpo pertenece a su Amo, para ser usado como este considere conveniente.

(c) La sumisa comprende que todo lo que tiene y todo lo que hace pasará de derecho a privilegio, otorgado sólo cuando el Amo lo desee, y sólo hasta el punto que Él lo desee.

2. Palabra de seguridad

Si la sumisa siente que una situación se aproxima al limite de lo imprevisto, puede pronunciar la palabra de seguridad "CÓDIGO AMARILLO" para indicarlo. El Amo acepta evaluar la situación en la que la sumisa pronunció dicha palabra y hará uso de su capacidad para modificar la actividad o detenerla completamente. La sumisa está de acuerdo en atenerse a la decisión del Amo. El Amo está de acuerdo en no castigar a la sumisa cuando esta haga uso de la palabra de seguridad.

2.1 Veto de la sumisa
La sumisa, cuando lo considere oportuno, podrá rechazar cualquier orden dada por el Amo ejerciendo su derecho de veto. Esto será indicado mediante la palabra de seguridad "CÓDIGO ROJO". El uso del derecho de veto por parte de la sumisa implicará la inmediata conclusión de la actividad, y podría ser motivo de rescisión del Contrato de sumisión, a juicio del Amo.

3. Conducta de la sumisa: general

(a) La sumisa se esforzara en amoldar su cuerpo, apariencia, hábitos y actitudes conforme a los deseos del Amo. La sumisa está de acuerdo en cambiar sus actos, forma de hablar y vestidos para expresar su sumisión. La sumisa hablará siempre a su Amo en términos de amor y respeto. Se dirigirá a Él apropiadamente (p.e. "Amo", "Señor", "Maestro", "Tutor", etc.).

(b) La sumisa ambicionará y se esforzará en aprender como agradar a su Amo y aceptará agradecida cualquier crítica en la forma que el Amo elija.

(c) La sumisa renuncia a todo derecho de intimidad u ocultamiento a su Amo. Esto incluye fotografías y videos de la sumisa, en cualquier situación, para ser usadas y mostradas por el Amo como este considere conveniente.

(d) La sumisa está de acuerdo en exponer todos sus deseos y fantasías a la consideración del Amo.

(e) La sumisa responderá sincera y completamente, todas y cada una de las preguntas que el Amo le haga. La sumisa dará voluntariamente cualquier información que su Amo deba conocer sobre su condición física y emocional.

(f) Cuando se encuentre en la misma habitación que su Amo, la sumisa pedirá permiso antes de salir de ella, explicando donde va y por qué. Esto incluye pedir permiso para usar el aseo.

(g) La sumisa será responsable de mantener la limpieza y disponibilidad de todos los juguetes. Ninguno será usado sin el expreso permiso del Amo.

(h) La sumisa es responsable del mantenimiento y realización de los quehaceres domésticos. Esto incluye lo siguiente:
- Cocinar: Incluido preparar la comida para el Amo mientras está trabajando.
- Limpiar: Incluido pasar la aspiradora, quitar el polvo y limpiar cocina, baño y porche.
- Hacer la colada.
- Pagar todas las facturas en el momento oportuno.
- Hacer los recados y la compra.
- Disponer la ropa del Amo antes de irse a trabajar o pasear.

3.1 Apariencia de la sumisa
(a) La sumisa mantendrá y adornará sus órganos sexuales, asegurándose de que sean perfectamente asequibles para su Amo. Todas las partes del cuerpo de la sumisa podrán ser expuestas en público o en privado, para otros o para su Amo, cuando así sea ordenado.

(b) La sumisa nunca cerrará ni cruzará sus piernas en presencia de su Amo, a menos que se le haya otorgado permiso especifico.

(c) La sumisa nunca usará ropa interior, excepto cuando le sea permitido usar shorts o pantis, y no cubrirá su cuerpo con vestidos o cualquier material, excepto cuando el hacerlo y el diseño del vestido o el material sean expresamente aprobados por el Amo.

(d) Minifaldas, botas, zapatos de tacón, ligas o medias, y tops o vestidos reveladores serán su principal vestimenta en público.

(e) La sumisa mantendrá su sexo limpio y rasurado o lo dejará crecer según el deseo de su Amo.

(f) La sumisa cortará, peinará y teñirá su cabello como ordene su Amo.

(g) La sumisa tendrá las uñas de pies y manos pintadas y cuidadas como desee su Amo.

(h) El Amo tiene derecho a tatuar, poner piercings o marcar el cuerpo de su sumisa.

(i) La sumisa llevará todo el tiempo, 24 horas al día, 7 días a la semana, una señal de su sumisión, dada por su Amo.

4. Normas del Amo

El Amo acepta la responsabilidad sobre el cuerpo de la sumisa y sus posesiones, para hacer con ellos lo que considere conveniente. El Amo está de acuerdo en amar, cuidar, proteger y mimar a la sumisa, y cuidar de su seguridad y bienestar. El Amo acepta también el compromiso de entrenarle, castigarle, amarle y usarle como considere conveniente.

5. Castigos

La sumisa está de acuerdo en aceptar cualquier castigo que el Amo decida infligirle, lo haya merecido o no. La sumisa está de acuerdo en que estos castigos puedan ser infligidos por cualquier infracción de la letra o el espíritu de este Contrato de sumisión, y aceptará agradecida la corrección. La forma y duración del castigo serán a gusto del Amo. Puede castigarle sin razón, sólo para su placer. La sumisa goza del derecho a llorar, gritar o suplicar, pero acepta el hecho de que esta expresión de sentimientos no afectará su tratamiento. Igualmente acepta que si su Amo se cansa de sus ruidos, podrá amordazarla o adoptar otras acciones para silenciarla.

6. Otras personas

(a) La sumisa no buscará otro Amo o amante, ni tendrá relaciones sexuales o de sumisión con otros, ni tan siquiera 'virtual' o 'ciber', sin el permiso de su Amo. Hacerlo será considerado una violación del Contrato de sumisión y tendrá como resultado un castigo extremo o la ruptura del Contrato.

(b) El Amo puede aceptar otras sumisas o amantes, pero debe tener en cuenta la respuesta emocional de su sumisa.

(c) La sumisa está de acuerdo en que su Amo posee el derecho a determinar cuando otros pueden usar su cuerpo y en que forma lo usarán. El Amo tratará este tema previamente con la sumisa. La sumisa no tiene elección sobre otras parejas, con la excepción de que jugar con otros debe ser seguro.

7. Alteración del Contrato de sumisión

El Contrato de sumisión no puede ser alterado a menos que ambas partes estén de acuerdo. Si el Contrato es alterado el nuevo se imprimirá y será firmado, y el viejo Contrato será destruido.

7.1 Terminación del Contrato de sumisión
Este Contrato puede darse por terminado en cualquier momento por cualquiera de ambas partes.

8. Firma de la sumisa

He leído y comprendido este Contrato de sumisión. Estoy de acuerdo en entregarme por completo a mi Amo, acepto cualquier reclamación sobre mi cuerpo, corazón, alma y mente. Comprendo que seré dominada, entrenada y castigada como sumisa y prometo cumplir todos los deseos de mi Amo y servirle con lo mejor de mis habilidades. También comprendo que me puedo retractar de este Contrato de sumisión en cualquier momento.

Firma de la sumisa

Firma del Amo

Firmas de los testigos

Lugar y fecha

Bdewm contrato bdsm


CONTRATO DE SUMISIÓN (ejemplo 4)

Yo (nombre de la esclava) acepto la servidumbre de la esclavitud y consiento esta servidumbre, obligándome a mi misma a entregarme al Amo (nombre del Amo), quien de ahora en adelante será mi Propietario.

Con la firma de este contrato pongo mi cuerpo, mi  mente y mi alma a disposición de mi Propietario y prometo obedecerle así como cumplir fielmente todas las órdenes u otras obligaciones que me sean impuestas a la completa satisfacción de mi Amo.

Yo, gustosamente, por todo el tiempo de vigencia de este contrato, entrego a mi Amo toda mi libertad personal y me considero a mi misma de su entera propiedad.

Este contrato expirará en (especifíquese duración) o antes, según el capricho y antojo de mi Propietario.

Firma de la esclava.

Yo (nombre del Amo) acepto a (nombre de la esclava) como mi esclava y propiedad personal, con todas las obligaciones y responsabilidades inherentes a esta aceptación.

Firma del Amo

Firmas de los testigos

Lugar y fecha


0 comentarios:

Publicar un comentario