Ultima actualización: 31 marzo 2016

Más azotes medievales

Para desarrollar lo que vimos en la entrada anterior dedicada a los instrumentos de flagelación y castigo corporal medievales, aporto aquí una nueva selección de imágenes de azotes medievales.

Según el DRAE un azote es un instrumento de suplicio formado con cuerdas anudadas y a veces erizadas de puntas. En catalán se llama assot. En inglés, scourge. En francés, martinet. En italiano, flagello o sferza. En portugués, azorrague o açoite.

Mediante esta selección de imágenes se puede comprobar que el azote medieval consistía en tres cuerdas unidas a un mango de madera. Las tres cuerdas de un azote tenían la misma longitud, pero las imágenes muestran que esta podía variar bastante. Calculo que las más cortas podían medir entre 30 y 40 cm. y las más largas entre 80 cm. y un metro.

Cada una de las tres sogas del azote se remataba con un nudo en el extremo, que servía para aumentar la contundencia del suplicio. Además de este nudo en el remate, las cuerdas también podían presentar varios nudos más a su largo.
WhipMaster

flagelacion azote latigo medieval capitel daurade toulouse romanico
Detalle de un capitel con la representación de unos remeros. 
Siglo XII. Museo de los Agustinos, Toulouse

flagelacion azote latigo medieval romanico platerias santiago
Flagelación de Cristo. Relieve en la puerta de platerías 
de la Catedral de Santiago de Compostela. Hacia 1100

flagelacion de cristo azote latigo medieval pintura romanica
Detalle de la viga llamada “de la Pasión”. 
Hacia 1200. MNAC, Barcelona

flagelacion de cristo azote latigo medieval pintura gotica rijksmuseum
Detalle de La flagelación de Cristo, por Luca di Tommè. 
Siglo XIV. Rijksmuseum, Amsterdam

flagelacion de cristo azote latigo medieval pintura gotica
Tabla de la flagelación de Cristo del retablo de Son. Siglo XV. 
Museo Diocesano de Urgel, Seo de Urgel

flagelacion de cristo azote latigo medieval grabado israel meckenem
Detalle de La flagelación de Cristo, grabado de Israhel Van Meckenem. 
Siglo XV. Metropolitan Museum of Art, Nueva York

pasion flagelacion de cristo azote latigo medieval angel talla madera louvre
Ángel con los instrumentos de la flagelación de Cristo: 
azote y manojo de ramas. Relieve del siglo XV 
conservado en el Museo del Louvre.

pasion flagelacion de cristo azote latigo medieval arma christi pia almoina
“Arma Christi": instrumentos de la pasión de Cristo, 
incluyendo dos azotes. Relieve del siglo XVI en la fachada 
del edificio de la Pia Almoina, Barcelona.

Ultima actualización: 29 marzo 2016

Flagelos y látigos medievales

A juzgar por las representaciones que se encuentran en el arte medieval, el románico y sobre todo el gótico, el instrumento de flagelación más comunmente utilizado durante la edad media para castigo corporal era el azote, derivado directamente del flagellum que utilizaron los romanos.

flagelacion azote latigo medieval san ambrosio milan
San Ambrosio. Relieve del siglo XIV. Castello Sforzesco, Milán.

Tal como se puede comprobar observando las obras de arte, el azote medieval consistía en tres cuerdas unidas a un mango de madera. La longitud de estas sogas, las tres iguales, se situaba la mayoría de las veces entre los 40 y los 80 cm. aproximadamente. Cada una de las tres sogas del azote se remataba con un nudo en el extremo, que servía para aumentar la contundencia del suplicio. 

flagelacion azote latigo medieval maestro de rubio museo de vic
Detalle de La flagelación de Cristo, 
obra del Maestro de Rubió conservada en el 
Museo Episcopal de Vic. Siglo XIV

Además de este nudo de remate, algunas veces las cuerdas también podían presentar varios nudos más a su largo. Lo que no es muy frecuente, siempre a juzgar por las representaciones de arte medieval que conocemos, es la incorporación de huesecillos o pequeñas piezas de metal o vidrio, que podían hacer la flagelación aún más dura y cruel, siguiendo el modelo del flagrum romano (perfectamente diferenciado, en la antigua Roma, del flagellum antes mencionado). Cuando algo parecido al flagrum aparece en el arte medieval es, principalmente, en el arte de los países germánicos. Por ejemplo en el grabado de La flagelación de Cristo de Martin Schongauer donde se pueden ver unas terribles estrellas de metal en los extremos de las cuerdas.

flagelacion azote latigo medieval martin schongauer
Azote con estrellas metálicas en los extremos de las sogas. 
Detalle de La flagelación de Cristo, grabado de Martin Schongauer. 
Hacia 1480

flagelacion azote latigo medieval ludwig of ulm
Azote con las sogas erizadas de púas. 
Detalle de un grabado de Ludwig of Ulm conservado en la 
National Gallery of Art de Washington. Siglo XV

Junto al azote, el otro instrumento de castigo corporal más utilizado durante la edad media fueron los manojos de ramas, al parecer tiernas y flexibles. Serían un equivalente de las virgas, férulas o fasces de los romanos. Estos manojos de ramas aparecen representados en muchas escenas de flagelación medievales conjuntamente con el azote y a veces el verdugo los empuña sirviéndose de ambas manos. Las imágenes no permiten distinguir a que tipo de vegetal pertenecen pero es presumible que fueran de mimbrera, olmo, sauce, abedul o avellano, por ejemplo. Sólo en una imagen hemos podido observar que se trata de un tallo espinoso.

flagelacion azote latigo medieval maestro castelsardo mnac
Flagelación con zarzas espinosas. 
Detalle de La flagelación de San Vicente, del Maestro de Castelsardo. 
Hacia 1500-1510. MNAC, Barcelona

flagelacion azote latigo medieval duccio siena
Flagelación con azotes y manojos de ramas a la vez: 
La flagelación de Cristo, por Duccio. 1308-1311. Catedral de Siena

Mucho más infrecuente todavía, siempre a juzgar por los testimonios que aportan las representaciones artísticas, debió ser el uso de correas de cuero, que sin embargo está documentado que durante la edad media se empleaban para castigar a los animales.
WhipMaster

Ultima actualización: 20 marzo 2016

Fallas 2016. Mònica Oltra en plan Dominatrix.

No hace mucho nos preguntábamos, a propósito de una caricatura de Nicola Sturgeon, por qué a las mujeres que sobresalen en política se las caricaturiza en plan Dominatrix, mientras que no vemos a ningún político en plan Master. Merkel como Dominatrix. Sturgeon como Dominatrix. Cospedal como Dominatrix. Aguirre como Dominatrix. Y ahora Mònica Oltra, vicepresidenta de la Generalitat Valenciana, en plan Dominatrix.

fallas 2016 ninot alameda avenida francia monica oltra dominatrix

En la reciente Exposición del Ninot 2016, la falla Paseo Alameda-Avenida de Francia presentó su ninot grande, obra de Rafa Ibáñez. Un ninot que fue muy comentado. Representa a Mònica Oltra, vicepresidenta de la Generalitat Valenciana, sometiendo bajo su bota a su propio presidente, Ximo Puig, al que según el tópico del buen sumiso tiene sujeto por una correa, a cuatro patas, amordazado y con pinzas en los pezones. Todo por “Botànic”, alusión al llamado “acuerdo del Botánico” (y que también suena a “bota”) que llevó a Puig y a Oltra al gobierno de la Comunidad.

Ultima actualización: 17 marzo 2016

La voluptuosidad descarriada, de Severo Morales (novela “erótica” de hacia 1930)

Reseña de esta novela, supuestamente una novela erótica, publicada hacia 1930. Su referencia:
Severo MORALES: La voluptuosidad descarriada. Madrid: Prensa Moderna, s.d. [Colección La novela pasional, 51]. Ilustraciones de J.B. Izquierdo Durán

 literatura erotica morales voluptuosidad decarriada izquierdo duran

Comienza La voluptuosidad descarriada con un “envío” del autor en defensa del “fondo moral” de este relato erótico, “más estimable que en cualquier novelita blanca de esas”, dice. Un ejemplo más de las coartadas moralizantes tras las que se escudan tantos autores españoles de literatura erótica y que tanto diluyen el potencial erótico de muchas historias. Como esta, sin ir más lejos. La conciencia de pecado y el sentimiento de culpa ante la sexualidad constituyen una losa demasiado pesada para gran parte de la literatura erótica española.

El protagonista de La voluptuosidad descarriada es Julio, un joven de veinte años, estudiante de odontología, que se enamora de la guapa Eloisa, una chica de apenas diecisiete años. Ambos experimentan el placer erótico por primera vez. Besos y caricias que inflaman su deseo de saber qué hay más allá del beso (p. 17). Venciendo los temores derivados de “todas las reglas humanas de moralidad y rectitud” (p. 21) la pareja se adentra en la búsqueda del placer, aunque no llegan a follar: “¡La voluptuosidad descarriada! Una vez más, acuciados por las trabas y los convencionalismos sociales, dos seres humanos, ultraciviilizados, se adentraban en el tortuoso sendero lleno de ansiedades y locas lascivias.” (p. 22)

literatura erotica morales voluptuosidad decarriada izquierdo duran

Eloísa tiene una amiga llamada Encarnación a la que confiesa los secretos de su relación con Julio, mientras ella le habla de su relación con un hombre llamado Cristóbal. Hablando del tema “el espectro de la voluptuosidad se alzó, incitador y temerario. En un mismo impulso, inconsciente y sin rumbo, las dos muchachas juntaron sus bocas. Fue el suyo un beso de ansia, de deseo, de una sed que las atormentadas no supieron saciar.” (p. 35)

Encarnación, la amiga, organiza un encuentro entre Julio y Eloísa, para que ambos puedan estar a solas en su casa. Pero a la hora de la verdad Julio teme la “erótica aventura” y la cosa queda en besos,  caricias y en el triunfo de “la vituperable voluptuosidad descarriada” (p. 44). No se si con esto el autor quiere dar a entender que hubo sexo oral, es posible, pero una vez más todo queda en una insinuación velada y equívoca.

literatura erotica morales voluptuosidad decarriada izquierdo duran

Julio acaba sus estudios de odontología y finalmente se casa con Eloisa. Llega la hora, según las convenciones sociales, de “consumar el matrimonio”, o sea, de follar por primera vez. Pero la pareja no encuentra en ello el placer glorioso que esperaba encontrar y se desilusiona rápidamente. Además, Julio rechaza ahora cualquier tipo de juego “descarriado” porque “no ha de ser nuestro lecho nupcial lecho de prostíbulo”· (p. 50)

Así que Eloísa prosigue su búsqueda del placer con un amante, Pepe León, y la complicidad de su amiga Encarnación. Julio no tarda en sospecharlo y acaba encontrando a los dos amantes en la cama: “Por encima del tremendo escarnio, del formidable mazazo, había una verdad incontrovertible, y era que Julio contemplaba su propia obra. Él había hecho a aquella mujer así; él descarriara a la inocente ovejita que ahora veía despeñarse en el fango más inmundo, como sus propias manos hubiesen sido las que la empujaran. Y no quiso vengarse ¿Para qué? De matar, debería comenzar por él mismo“ (p. 61)

Moraleja: Julio asume su culpabilidad y acepta mansamente el castigo que se ha ganado por haber “descarriado” a Eloísa antes de consumar el matrimonio, apartándola del “recto camino del amor”. Terrible  y durísima conclusión –más aún cuando esto pretende ser una novela erótica- pero digna de un autor llamado “Severo” y “Morales”, ni más ni menos.
WhipMaster

Ultima actualización: 13 marzo 2016

Mel (Manuel Sierra Laffitte): ilustraciones de Memorias de una masoquista

Mel, de nombre real Manuel Sierra Laffitte, fue un dibujante e ilustrador español del siglo XX dentro de la corriente art decó. Se sabe muy poco acerca de su biografía. Antes de la Guerra Civil Española, entre los años 20 y 30 del siglo XX, sobresalió como uno de los principales ilustradores de novela corta y literatura popular. Entre las obras que ilustró abunda la temática erótica. Como muestra, os ofrezco algunas de las ilustraciones de Memorias de una masoquista,de Victor Ubersetzer, publicado por la editorial Prensa Moderna de Madrid hacia 1931.

mel manuel sierra laffitte memorias masoquista ubersetzer literatura bdsm

Algunas de las colecciones de novela erótica a las que Mel aportó sus dibujos son Colección imperio, La novela pasional, La novela sugestiva, Frú-Frú, La novela de hoy o La novela mundial.

mel manuel sierra laffitte memorias masoquista ubersetzer literatura bdsm

Tras la la Guerra Civil Española, abandonó su seudónimo y pasó a firmar con su segundo apellido, Laffitte, principalmente ilustraciones para cuentos infantiles.

WhipMaster

mel manuel sierra laffitte memorias masoquista ubersetzer literatura bdsm
Cubierta de una edición de Memorias...

mel manuel sierra laffitte memorias masoquista ubersetzer literatura bdsm
Cubierta de otra edición de Memorias...

mel manuel sierra laffitte memorias masoquista ubersetzer literatura bdsm

Ultima actualización: 08 marzo 2016

BDSMmm de Quim Pujol en "La Capella" (Barcelona)

No tengo más referencias que las de estos dos enlaces
Sin embargo creo que merece la pena reseñarlo en este blog dedicado a cultura BDSM.
quim pujol bdsm la capella 2016

Pasado mañana día 10 tendrá lugar en "La Capella" (Barcelona) el acto de presentación de BDSMmm una actividad de creación artística a cargo del performer Quim Pujol, que está relacionada con la exposición "Visceral Blue" (comisariada por Anna Manubens) y que implica una serie de talleres que se llevarán a cabo a continuación, entre el 11 de marzo y el 3 de abril.

A partir de la escueta información que se facilita entiendo (espero que correctamente) que en estos talleres se conjugarán practicas BDSM y técnicas de meditación. Si el BDSM se ha definido como un ejercicio de intercambio de poder, deduzco que BDSMmm propone tomarlo como referencia metafórica para estimular una reflexión más general sobre poder e identidad. En definitiva, una nueva e interesante propuesta de confluencia entre BDSM y creación artistica, en este caso no tan orientada hacia una estética o unas formas determinadas si no hacia el debate conceptual en torno a las políticas del cuerpo.  

Ultima actualización: 06 marzo 2016

BDSM vintage: SM2. Antología del sadomasoquismo 1978

Este álbum SM2 Antología del sadomasoquismo (Barcelona: producciones editoriales, 1978) es complementario del álbum SM1 Antología de la historieta sadomasoquista que comentamos en una entrada anterior. Igual que aquel, consta de 160 páginas.

BDSM sadomasoquismo antologia vintage 1978 luis vigil

Como vimos, se trata de una iniciativa de Luis Vigil, que es el autor de la presentación y de la selección de contenidos. El primer álbum estaba dedicado por completo al comic de temática sadomasoquista o afín. “En este segundo volumen –dice Vigil en la introducción- mi intención es ofrecer al lector un panorama más amplio, un panorama que abarque los distintos aspectos del complejo campo del sadomasoquismo impreso. Porque hay incontables publicaciones dedicadas a este fenómeno sexual. Publicaciones que van desde la pequeña revista de bolsillo dedicada a los contactos hasta la gran revista ilustrada, destinada a las fotonovelas, pasando por novelas, libritos más o menos underground de historietas, reproducciones a multicopista o fotocopiadora de obras antiguas y un sinnúmero de etcéteras.”

BDSM sadomasoquismo antologia vintage 1978 luis vigil

Así el contenido de esta antología del sadomasoquismo incluye cómics, pero sobre todo fotografías, postales y dibujos, anuncios de contactos, relatos, chistes, cartas y fotonovelas. Como Vigil se ciñe a lo que llama sadomasoquismo impreso, no incluye otros medios de difusión del tema tan propios de aquella época como las películas de ocho milímetros (aún no había llegado el video!!), las casettes de temas similares (con relatos narrados de viva voz), los espectáculos de cabaret, o la parafernalia sadomasoquista que se vende en los sex-shops.

La gran mayoría del material seleccionado por Luis Vigil para esta antología es extranjero, y por eso destaca la inclusión de un apartado dedicado a los “anuncios nacionales” y otro a los “chistes nacionales”.

BDSM sadomasoquismo anuncios contactos antologia vintage 1978 luis vigil
Anuncios de contactos españoles

De los anuncios de contactos nacionales dice Vigil que “lo empezó la revista Yes, del imperio editorial Zeta. Luego lo siguieron Sexy Contact y Climax, además de muchas otras publicaciones… En cualquier caso se trata de anuncios de varones a los que, supuestamente, les va la marcha sadomasoquista y que andan tras la fémina dominadora de sus sueños… Las revistas de contactos, en el renglón que nos ocupa, están siendo empleadas únicamente por amateurs.”

En cuanto a los “chistes nacionales” dice que “por motivos obvios no existe una cistografía nacional sadomasoquista, aunque es cierto que algunos chistes claramente influenciados por el tema han ido apareciendo aquí y allí.” Así pues, recoge dibujos originales, hechos a petición de Vigil, por humoristas tan conocidos como Kim, Gin, Tom, José Luís Martín y Romeu.

BDSM sadomasoquismo antologia vintage 1978 luis vigil chiste romeu
Chiste de Romeu

Esta segunda antología constituye un revelador panorama antológico de lo que era el mundo BDSM antes de internet en una España que, además, empezaba a liberarse “de los tabús que nos inculcaron los que querían hacernos olvidar que tenemos un pene, o vagina, para poder dominarnos mejor” (palabras de Luis Vigil en la introducción)

La fórmula antológica de estos SM1 y SM2 renació diez años después, en 1988, con SM3 y SM4 Los ilustradores del dolor, que comentaremos próximamente.

BDSM sadomasoquismo antologia vintage 1978 luis vigil