Ultima actualización: 31 marzo 2017

SM4. Los ilustradores del dolor 2 (1988)

Poco después del álbum gráfico SM3 que comentamos en la última entrada apareció SM4 Los ilustradores del dolor 2 (Barcelona: Bésame Mucho, 1988) manteniendo las mismas características del anterior.

Son 80 páginas que contienen una amplia selección de ilustraciones de temática sadomasoquista y afines a cargo de Luis Vigil y Juanjo Fernández.

Vigil es asimismo el autor de los textos, encabezados por una introducción en la que comenta y critica un reportaje publicado por el periódico “El País” el domingo 4 de mayo de 1986 que se titulaba “Las torturas del placer”.

comic bdsm sadomasoquismo 1988 vintage luis vigil

Los ilustradores incluidos en esta antología son, por órden de aparición, el hiperrealista Robert Blue, Robert Bishop (también conocido como The Bishop, el obispo), Di Mulatto, Lomax, el japonés Yoshifumi Hayashi, el famoso Tom of Finland (conocido sobre todo por sus dibujos para el público gay), Rubex (especialista en dominación femenina) y por último el enigmático y fundamental Carlo, el único entre todos ellos activo en la primera mitad del siglo XX.

De estos nombres, algunos se han consolidado como referentes destacados mientras que otros son, en la actualidad, treinta años después, menos conocidos. Sin embargo, la selección es buena y suficientemente potente como para no haberse recubierto aún de una amarillenta pátina vintage.

comic bdsm sadomasoquismo 1988 vintage luis vigil robert blue femdom
Robert Blue
Entre las fuentes de las imágenes incluidas en esta antología, Vigil menciona varias veces un libro titulado Amazon publicado en 1973 por la editorial House of Milan (HOM) de Los Angeles, que en los años setenta del siglo XX era una de las majors del género.

Pese a que la formula SM no estaba agotada, ni mucho menos, ya no hubo un SM5. Pero la misma editorial publicaba una colección de álbumes gráficos titulada Obsesión que también merecerá un comentario.
WhipMaster


Ultima actualización: 28 marzo 2017

SM3. Los ilustradores del dolor 1 (1988)

En 1988, diez años después de la publicación de SM1 (Antología de la historieta sadomasoquista) y de SM2 (Antología del sadomasoquismo), ambos álbumes de gran importancia para la recuperación de la presencia pública del BDSM al final del franquismo, este proyecto original de Luis Vigil y del editor Juanjo Fernández renació con la publicación de un SM3 y un SM4, ambos subtitulados “Los ilustradores de dolor”. Comentamos ahora el SM3 y más adelante comentaremos el SM4.

comic bdsm sadomasoquismo 1988 vintage luis vigil bernard montorgueil

SM3 Los ilustradores del dolor 1 (Barcelona: Bésame Mucho, 1988) es un álbum gráfico que consta de 80 páginas en las que las imágenes, reproducidas a gran formato y con estimable calidad, tienen el máximo protagonismo. Como decía, se trata de un proyecto de Luís Vigil y del editor Juanjo Fernández que reinicia “la serie de los SM, en principio con un par de títulos dedicados a la ilustración sadomasoquista… y luego ya se vería”.

Son palabras de Luis Vigil en la introducción, en la que constata como en la España de los ochenta el BDSM había consolidado cierta presencia pública, con la llegada a los quioscos de revistas como Sado-Maso o Muñeca Sady (aunque esta última ya había dejado de publicarse en 1988) y también del cómic Eurostantoons.

comic bdsm sadomasoquismo 1988 vintage luis vigil bernard montorgueil
Bernard Montorgueil

Vigil se refiere asimismo a la abundante oferta, en aquel momento, de vídeos de temática BDSM y a los muchos anuncios de contactos, que podían encontrarse en la páginas de los periódicos, de gabinetes que ofrecían servicios sexuales de disciplina inglesa, lluvia dorada, etc. Entre las profesionales del tema Vigil menciona a la tantas veces recordada Maitresse Michelle, cuyo gabinete de Barcelona se convirtió en un punto de referencia casi obligado.

Por último, Vigil señala la incidencia creciente del BDSM en aspectos de la cultura mainstream -sadomasoquismo descafeinado para consumo de yuppies, dice- como los videoclips, la publicidad o el cine (citando expresamente Nueve semanas y media).

comic bdsm sadomasoquismo 1988 vintage luis vigil loic dubigeon
Loïc Dubigeon

Tras la introducción, SM3 despliega una amplia selección de ilustraciones de temática sadomasoquista a toda página, en este caso debidas mayoritariamente a autores europeos, cosa que compensa el protagonismo que los ilustradores americanos tuvieron en el SM1 (Antología de la historieta sadomasoquista). Se concede una atención especial a Bernard Montorgueil, y se incluyen generosas referencias a otros ilustradores destacados de la primera mitad del siglo XX como el que firmaba con las iniciales E.K. (posiblemente E. Klem), el alemán Jim, Wighead (ilustraciones del libro À genoux esclave de Jim Galding), o el famoso Herric, seudónimo de Chéri Hérouard.

comic bdsm sadomasoquismo 1988 vintage luis vigil wighead
Wighead

Entre los ilustradores de la segunda mitad del siglo XX están representados Loïc Dubigeon, un anónimo alemán y el americano Vista. Los textos que introducen a cada uno de estos autores aportan datos biográficos, comentarios de interés y detallan las publicaciones de donde se han sacado las imágenes. 

Enlace al número 21 de la revista Cuadernos de BDSM en el que se publicó una reseña de este SM3.
WhipMaster

Ultima actualización: 12 marzo 2017

Crítica de Cincuenta sombras más oscuras, la película

Algunas anotaciones sobre Cincuenta sombras más oscuras, la película, que llega dos años después del estreno de la primera entrega fílmica de la trilogía de E L James. A tanta distancia -de la primera película y del libro mismo- la relación con los referentes y la idea de continuidad de la serie se vuelven bastante borrosas, de modo que Cincuenta sombras más oscuras se visualiza casi como un producto autónomo. Más todavía cuando la dirección ha cambiado. La primera película la dirigió Sam Taylor-Johnson y esta la firma James Foley.

cincuenta sombras mas oscuras pelicula bdsm

En esta película, el núcleo del relato queda prácticamente reducido a una historia romántica, bastante plana y previsible, entre el millonario traumatizado y la estudiante que descubre el amor. Con final absolutamente convencional: pedrusco y ¿quieres casarte conmigo?

¿Y el BDSM? Pues tiene un papel puramente secundario. Como de aderezo picante (picante mais non plus) de las escenas de sexo y de los juegos eróticos que se van intercalando con cierta periodicidad a lo largo de la historia. Escenas de sexo muy esteticistas, envueltas en música ad hoc y acompañadas de parafernalia BDSM. Ojos vendados, muñequeras, la barra separadora, cachetes en el culo, manos atadas…

Las escenas de las bolas chinas y del “quítate las bragas” seguida de una masturbación en el ascensor son posiblemente lo más caliente de la película.

cincuenta sombras mas oscuras pelicula bdsm bragas

En cambio, no aparecen en ella otras escenas descritas en el libro que resultaban bastante sugerentes, como la del helado de vainilla (aquí reducida a un simple product placement) o la del billar.

Es evidente que en la película se ha minimizado todo aquello que pudiera dar una imagen mínimamente cruenta. Ni plug anal, ni molinete Wartenberg, ni mordaza, ni látigo, ni fusta, ni pinzas para pezones (que sólo se prueban en un dedo) ni siquiera vibradores o cuerdas (a pesar de la pequeña broma que hacen a propósito de los nudos cuando están navegando en el barco). Tampoco condones (el famoso "paquetito plateado" del libro)

cincuenta sombras mas oscuras pelicula bdsm anastasia dakota

¿Transmite todo esto una falsa imagen del BDSM? No lo creo. El BDSM son muchas cosas y seguramente hay muchas parejas que lo disfrutan así, como un juego erótico a base de parafernalia. Posiblemente bastantes más de las que lo asumen como un estilo de vida.

Lo que sí que hay que poner en cuarentena y negar rotundamente es la falsa idea, que se desprende de la biografía de Christian Grey, que la opción por el BDSM está directamente relacionada con experiencias traumáticas en la infancia. No existe ninguna relación demostrada de causa-efecto entre una cosa y otra. Subrayémoslo una vez más: el gusto por el BDSM no es consecuencia de ningún trauma ni está asociado a ninguna patología. Esto es lo que en el libro afirma con autoridad el doctor Flynn, que sin embargo no aparece en la película.

Me pareció ridícula la imagen del dominante con poderes casi hipnóticos que surge cuando Christian Grey pone de rodillas a Leila, mientras esta le apunta con una pistola. Le dice “de rodillas” y zas, ella se arrodilla y baja el arma. De risa.

cincuenta sombras mas oscuras pelicula bdsm leila sumisa

Me ha quedado la sensación de que el deseo de asegurar la rentabilidad del producto y su carácter mainstream han conducido a una simplificación excesiva, poniendo todo el énfasis en la historia de amor y minimizando las “sombras” y las "oscuridades” de Christian Grey, que en la película resulta ser mucho menos controlador que en el libro.

Para colmo, el actor (Jamie Dornan) no resulta demasiado convincente, que digamos, y la realización es tremendamente sosa y no trasmite ni emociones ni tensiones. Ni siquiera cuando apuntan a los protagonistas con una pistola o cuando Grey podría haber muerto en el accidente del helicóptero. Todo va pasando como si nada.

cincuenta sombras mas oscuras pelicula bdsm kim basinger robinson

Detalles curiosos:
-Es inevitable pensar que el bofetón a la señora Robinson (Kim Basinger) es un bofetón a la protagonista de Nueve semanas y media, como si esta película aspirase a rivalizar con aquella.
-El salón de belleza de la señora Robinson se llama “Esclava”. No recuerdo si en el libro esto se especificaba.

La gran paradoja de Cincuenta sombras de Grey es que los libros y la película serán recordados durante mucho tiempo como el fenómeno que situó el BDSM en la órbita mainstream, aun a pesar de reflejar una imagen bastante parcial del mismo.

Como fenómeno sociológico, es interesante observar que entre el público que acude a las salas de cine para ver la película está, por un lado, la gente joven que siente curiosidad por explorar la sexualidad con una mentalidad bastante abierta, y por otro lado los grupitos de gente madura, con una educación sexual de otra época, a la que a menudo se les escapa la risita floja. Decían que este ultimo grupo era el target de público al que iba destinada la trilogía de Grey.
WhipMaster   


Ultima actualización: 03 marzo 2017

Mujeres crucificadas / Crucified women (12)

Una nueva selección de mujeres crucificadas encabezada por la que estos días está de actualidad. La actuación de Drag Sethlas en el carnaval de Las Palmas de Gran Canaria 2017, gracias a cuya espectacular puesta en escena mereció el premio de la Gala Drag Queen. Siguen la lámina correspondiente al mes de abril del Calendario Tentesion 2017 y varias crucifixiones femeninas de grandes dibujantes e ilustradores como Jineuf, Eneg (Gene Bilbrew) o el legendario John Willie.

mujeres crucificadas crucified women drag sethlas carnaval las palmas 2017
Actuación de Drag Sethtas en el Carnaval de Las Palmas de Gran Canaria 2017

mujeres crucificadas crucified women calendario tentesion 2017
Tentesion: Calendario 2017

mujeres crucificadas crucified women jineuf
Jineuf

mujeres crucificadas crucified women eneg gene bilbrew
Eneg (Gene Bilbrew): la princesa Elaine

mujeres crucificadas crucified women john willie gwendoline
John Willie: Gwendoline

mujeres crucificadas crucified women john willie
John Willie

Enlaces a otras entradas de la misma serie: