Ultima actualización: 28 febrero 2016

BDSM & comic: Valentina. Tetratolgía de Baba Yaga

Se acaba de publicar en formato de bolsillo (Barcelona: DeBolsillo, 2016) la recopilación en un solo volumen de la Tetralogía de Baba Yaga, cuatro álbumes protagonizados por Valentina, la heroína de cómic creada por el italiano Guido Crepax que coquetea con el BDSM. Se publicaron originalmente en 1971-72 (aunque Valentina no fue editada en español hasta 1977, cosas de la censura) y dieron lugar a una película titulada originalmente Baba Yaga (1973). En España la película se tituló Magia Negra.

crepax valentina baba yaga sadomasoquismo bdsm

Las cuatro historias gráficas que forman esta tetralogía (originalmente se hablaba de trilogía) son Baba Yaga, Barba Azul, Annette y El reyecito. Psicodelia, erotismo, una muchacha que lucha por ser libre e independiente, una bruja tiránica y el sadomasoquismo como contradictorio punto de encuentro de todo esto.

crepax valentina baba yaga sadomasoquismo bdsm

En su momento, años sesenta-setenta del siglo XX, Valentina contribuyó decisivamente a una nueva percepción del BDSM como expresión de libertad sexual y como práctica transgresora de la moral sexual tradicional. Desde la perspectiva actual, los cómics de Guido Crepax siguen siendo, 45 años después, una maravilla de narrativa visual, aunque en este formato de bolsillo el dibujo pierde algo del vigor original.

crepax valentina baba yaga sadomasoquismo bdsm

crepax valentina baba yaga sadomasoquismo bdsm

Ultima actualización: 25 febrero 2016

BDSM vintage: SM1. Antología de la historieta sadomasoquista 1978

Esta antología de la historieta sadomasoquista publicada en 1978 (Barcelona: producciones editoriales, 1978)  es todo un referente histórico del BDSM en España. Por primera vez tras la muerte de Franco (= deseos de recuperación de las libertades democráticas) se distribuía en los quioscos un repertorio tan generoso de iconografía explícitamente BDSM que se basaba, principalmente, en el cómic americano. Su artífice fue Luis Vigil, que aparece como autor de la selección y de la presentación.

comic BDSM antologia luis vigil gwendoline

En una entrevista publicada en el número 20 de la revista digital Cuadernos de BDSM (febrero de 2013) el propio Luis Vigil explica su génesis: “Convenzo a Juanjo Fernández (editor de la revista “Star”, en la que ya se incluían historietas de temática SM) para, aparte de meter historias con esta temática BDSM (que por aquel entonces se llamaba SM y punto), hacer un libro. Me dice que vale, pero con una condición; que en vez de un libro haga dos, uno de ellos de cómic. De ahí nacieron las ANTOLOGÍAS SM publicadas a finales de los años setenta; SM1, de cómic (con Stanton, Wells, etc... los “patums” de la época, vaya) y la otra el SM2, que era un “batiburrillo” con artículos, fotos, etc… que era la que yo quería hacer. La hice con fotos recortadas de las revistas que le compraba a Egea, incluso con anuncios de Dóminas, cartas, etc… de esas mismas revistas. Se introdujo así en el país esta temática, partiendo como referente lo que sabíamos que había en Estados Unidos”.

Ver el comentario sobre SM2 Antología del Sadomasoquismo en otra entrada de este blog

comic BDSM antologia luis vigil gwendoline john willie
La Gwendoline de John Willie

Este S/M1 Antología de la historieta sadomasoquista consta de 160 páginas y sus contenidos incluyen una excelente introducción de Luis Vigil (un repaso bien documentado, de referencia, sobre la expansión del cómic SM en relación con la “revolución sexual” de los años 60) e historietas de John Willie (la insoslayable Gwendoline), Eric Stanton, el mexicano Ruiz, Eneg (Gene Bilbrew), Glen y Tony Browne.

comic BDSM antologia luis vigil gene bilbrew eneg
Gene Bilbrew (Eneg)

En la introducción, Luis Vigil también constata la escasez de testimonios españoles, aunque cita las ilustraciones de Blas en la revista Bazaar o algunos episodios de los cómics dibujados por Nazario. También cita las aventuras de Gwendoline publicadas en los números 17 y 18 de la revista Star. A estas referencias habría que añadir el álbum La pincesa Elaine, de Eneg, asimismo publicado en 1978,

Esta antología nos recuerda la importancia que a todos los niveles tuvieron la ilustración y el cómic como instrumentos de difusión y popularización del BDSM.

comic BDSM antologia luis vigil ruiz ruth oeste
Ruiz: Ruth en el Oeste

Ultima actualización: 22 febrero 2016

La esclava del placer, de Juan del Sarto

La esclava del placer es una novela corta de Juan del Sarto publicada hacia 1925 dentro de la colección "La novela pasional" y prologada por Rafael Cansinos-Assens con la evidente intención de avalar al autor.

Es una novela ambientada en Oriente, en lejanos “países de pasión y de arte, donde el suplicio es una forma de amor”. (p. 10)

El relato es narrado en primera persona por un joven español, el cual recala en el fastuoso palacio de Indur invitado por su amigo el príncipe Haraim.

literatura bdsm sadomasoquismo juan del sarto esclava placer

En la biblioteca de Indur, el narrador encuentra un manuscrito titulado, precisamente, La esclava del placer, un “bárbaro poema de amor y odio” (p. 21) que lee ayudado por el esclavo Dary y la esclava Riska.

La historia empieza cuando la hermosa y sensual Zanira es ofrecida como esclava al príncipe de Indur por el padre de aquella, el colono Kadir.

A lo largo de las conversaciones entre el príncipe y Kadir, este comenta que “siempre fue de poderosos señores… alardear de rareza y entregarse a extraordinarios y magníficos caprichos”. (p. 29)

Como ejemplo menciona a “Mahaú, madre del emperador Be-Harral. Mahaú gusta de ser azotada por sus esclavos, y luego se acuesta con el más feroz de sus flageladores, que mientras permanece en sus brazos debe pincharle los senos con una aguja del mayor tamaño”. (p. 30)

Otro ejemplo de estos “extraordinarios y magníficos caprichos” lo ofrece la hija de Bekar “que sólo goza con sus cachorros de tigre, y que ama también a sus serpientes, que se enroscan a sus muslos, a sus brazos, a sus senos, y le hacen que desfallezca de voluptuosidad”. (p. 30) Un “capricho” parecido al de la legendaria princesa Salambó.

Tras las conversaciones entre el príncipe y Kadir, Zanira se convierte en esclava del príncipe y pese al trato especial que este le reserva, ella se muestra altiva y le rehúye continuamente: “Cuantas veces me acerqué al lecho de Zanira con irreprimibles ansias de amar, me rechazó con un gesto duro e implacable” (p. 34)

En cambio, Zanira prefiere gozar con otros esclavos, como el pequeño etíope Tissur, y muy especialmente con el poeta Berky, cuyo nombre pronuncia entre suspiros y jadeos. Los celos y la rabia del príncipe crecen hasta el punto que enloquece y trama una sádica venganza contra Zanira y Berky.

A Berky “lo estrujé entre mis dedos convulsos como a un guiñapo. Lo arrastré hasta el camarín negro y allí, en presencia de la esclava maldita… le fui desgarrando la carne con mi fino puñal de Damasco hasta tropezar con el tesoro podrido de su corazón. Rugí de placer. Lo arranqué frenético y se lo mostré a Zanira como un trofeo glorioso” (p. 55)

Luego, convoca a toda su gente “esclavos, artistas, mujeres, sibilas, hechiceros y soldados” (p. 56) y les obliga a contemplar el sacrificio de Zanira. Esta es atada y entregada a un cuervo hambriento, que le devora los ojos. Termina su agonía recluida en los sótanos del palacio (p. 58)

literatura bdsm sadomasoquismo juan del sarto esclava placer

No bastando con esto, el príncipe decide inmortalizar la escena y encarga una estatua de mármol representando a Zanira y el cuervo. La escultura es instalada en el “camarín negro”,  la misma habitación que ocupó la víctima. Además, el príncipe hace que todas sus esclavas visiten periódicamente esta escultura para conseguir de ellas mayor entrega: “Siempre me brindan con largueza mis esclavas sus caricias enervadoras; pero, según he podido comprobar, nunca tanto como la noche que sucede al día de la visita al camarín negro”. (p. 58)

Así termina el manuscrito encontrado en la biblioteca. El narrador comprende enseguida que el sádico y desquiciado príncipe protagonista de esta historia es su propio anfitrión, Haraim, y lo confirma plenamente cuando pide ver a Zanira en su prisión. Lo que puede de ver allí, en medio de la oscuridad de la mazmorra, es algo espantoso: “entre los brazos de una momia, de un esqueleto repulsivo y trágico, Haraim, el altivo y noble príncipe de Indur, el señor de los odios de chacal y de las concupiscencias nauseabundas, se debatía, delirante, borracho de lujuria. Mordiendo en la fétida boca de Zanira los besos más repulsivos y las más locas caricias”. (p. 63)

El perfil del príncipe Haraim es, claramente, el de un sádico loco, cegado por los celos y la pasión –aquella “locura erótica” de los libros de Taimrens Drangs y San de Velilla- el cual disfruta contemplando el sufrimiento y la humillación de los demás, algo que le resulta fácil obtener, dada su posición dominante: “No hago caso de lo que eso pueda significar. Soy el señor de mis estados y de todos los que dentro de ellos viven de mi grandeza y liberalidad”. (p. 58)

Referencia del libro: Juan del SARTO: La esclava del placer. Madrid: Prensa moderna, hacia 1925 [colección La novela pasional]. Ilustrado por J.B. Izquierdo Durán. Existe una reedición en Sevilla: Renacimiento, 1999.

Remito a los trabajos sobre el sadomasoquismo en la literatura erótica española de principios del siglo XX que he publicado en la revista digital Cuadernos de BDSM para una visión contextualizada de esta obra de Juan del Sarto. 

WhipMaster

Ultima actualización: 19 febrero 2016

Mujeres crucificadas / Crucified women (11). Santa Eulalia.

El pasado día 12 se celebraba la festividad de santa Eulalia. Unos días después de la celebración aporto nuevas representaciones de esta santa, quizás la más conocida de las santas crucificadas. Primero un grabado de Hieronymus Wierix que representa a todas las santas vírgenes que fueron crucificadas (Marta y María, Eulalia, Tárbula -también conocida como Ferbuta- Júlia, Blandina, Febronia, Wilgefortis y Fermina). Luego una representación medieval del martirio de santa Eulalia y por último una pintura contemporánea que interpreta el mismo tema.
mujeres crucificadas crucified women wierix virgenes y martires
Hieronymus Wierix: Santas vírgenes crucificadas. 
Grabado de 1609. British Museum.

mujeres crucificadas crucified women santa eulalia bernat martorell mnac
Bernat Martorell: Martirio de santa Eulalia. 
Hacia 1442-45. MNAC, Barcelona.

mujeres crucificadas crucified women santa eulalia sert ayuntamiento barcelona
José María Sert: Martirio de santa Eulalia. 
Luneto de la escalera de honor del 
Ayuntamiento de Barcelona.
Enlaces a otras entradas de la misma serie:

Ultima actualización: 13 febrero 2016

Fleet Ilya. BDSM inspired

Fleet Ilya es una firma con base en Londres que está especializada en el diseño de artículos de cuero de gama alta. Esto incluye parafernalia BDSM de sofisticado diseño (arneses, arreos, collares, máscaras, muñequeras, antifaces...) pero también complementos de moda para mujer y hombre (bolsos, corsés, sujetadores, cinturones, brazaletes, portaligas, etc.) e incluso lámparas, todo ello de clara inspiración BDSM. 

http://blog.fleetilya.com/

Una  nueva referencia que añadir a nuestra recopilación de enlaces sobre látex y cuero 

fleet ilya leather design bdsm inspired

fleet ilya leather design bdsm inspired

fleet ilya leather design bdsm inspired

fleet ilya leather design bdsm inspired

fleet ilya leather design bdsm inspired

fleet ilya leather design bdsm inspired
Parece un saco corporal, pero es una lámpara

Ultima actualización: 09 febrero 2016

Emojis BDSM

Crear libremente tus propios emojis (emoticonos, basados en caracteres Unicode) o seudo emojis (stickers, o sea fotografías convertidas en emojis) es relativamente fácil con aplicaciones como imoji (Android, IOS), Makemoji (IOS) o MyEmojiCreator (IOS).
Por tanto, hay un ámplio márgen para la creación de emojis relacionados con el BDSM. Bastan ciertas dosis de habilidad y de creatividad para conseguirlo y ponerlos en circulación.
Pero también hay webs que los venden, entre las cuales sobresale Shadesofemoji que ofrece emojis BDSM bien resueltos estéticamente como las esposas, la chica de los ojos vendados, la sumisa de rodillas, la máscara de látex, la mordaza, las ataduras, etc. Aquí algunos de ellos.
bdsm emoji emoticon blindfoldbdsm emoji emoticon femdombdsm emoji emoticon whipbdsm emoji emoticon cuffs

Por su parte, flirtmoji vende un pack de emojis para enviar mensajes sexuales (un plátano, una pareja de lindos conejitos follando, una cama, unas esposas, etc…) mientras que Dirtyemojis ha adaptado las típicas caritas amarillas al repertorio BDSM.

bdsm emoji emoticon

Ultima actualización: 05 febrero 2016

Sadomasochist Dominatrix as "leather Venus". Notes about the origins of a BDSM icon

Sadomasochist Dominatrix clad in black leather, wearing thigh high boots and holding a whip, constitutes one of the major BDSM & SM icons. This post discusses about its origins as well as about the semiotics of this visual archetype.

bdsm mistress whip dominatrix leather venus

When does “leather Venus” icon emerge?
It is towards third and fourth decades of twentieth century (1920-1930’s) as it has been undoubtedly and widely witnessed by Yva Richard and Man Ray photographs, Studio Biederer designs, Diana Slip and Charles Guyette catalogs, together with Carlo’s drawings.
So, sadomasochism and leather culture met and generated close links before WWII although it is often said that this happened for the first time in post WWII.

bdsm mistress whip dominatrix leather venus yva richard
Yva Richard

Where does “leather Venus” icon emerge?
In Europe. Then, it reached the USA immediately. At that moment, the most important suppliers of fetish paraphernalia were located in Paris while London Life magazine had a major role spreading fetish culture and aesthetics all around the world.

bdsm mistress whip dominatrix leather venus man ray seabrook
Man Ray

What are the immediate causes of its origins?
The convergence of several causes shall be considered:
-The Pro Domes demand for fetish paraphernalia, in order to satisfy the desires and fantasies of their masculine customers.
-The existence of suppliers able to fulfill these demands, such as Yva Richard, Diana Slip or Charles Guyette.
-Some technological advances in leather industry allowing to spread patent leather as a fashion trend.
-The development of a specific SM imaginary and its dissemination through photographs, drawings, illustrated books or magazines like London Life.

bdsm mistress whip dominatrix leather venus studio biederer
Studio Biederer

A fetishist sum
“Leather Venus” icon results from the aggregation and assimilation of several fetishes. So, Dominatrix look appears to be like a fetishist sum able to satisfy masculine demands at its most. It incorporates references such as:
-Leather and furs erotization consecrated after Sacher-Masoch’s Venus in Furs (1870).
-Footwear fetishism focused on its most hypertrophied symbol: laced thigh high boots.
-The feeling of strictness and authority that derives from corsets and tight clothes. Beyond 1900 corset was no longer an article of common use among women, although it survived as a fetish (a controversial fetish, indeed, that restricts and empowers feminine body at the same time: maybe one of the best expressions of how contradictory masculine desires can be)

bdsm mistress whip dominatrix leather venus carlo cuir triomphant
Carlo: "Le cuir triomphant" cover

“Leather Venus” icon also recalls:
-Military world and its authoritarianism (so, this would mean the feminine appropriation of a traditional masculine role)
-Circus world: dompteuses and écuyères as feminine whip holders and tamers.
-Femme fatale myth, on what regards the breaking of established masculine roles as well as the fail of romantic love ideal.

bdsm mistress whip dominatrix leather venus eleise de lacy

For further reading:
WhipMaster: “De la mujer fatal a la dómina. Antecedentes y orígenes de un icono BDSM”. Cuadernos de BDSM number 19, september 2012,  p. 72-98 (in spanish).  Download link.
WhipMaster


Related posts:

bdsm mistress whip dominatrix leather venus nanshakh
Nanshakh